Leído en una revista del sector publicitario

Vivimos una era en la que el marketing de resultados cada vez tiene más presencia

Y me pregunto: ¿El año 1987, el 1950, en…, cualquier época pasada, los resultados no interesaban?
Esos giros de lenguaje a los que tan aficionados somos, me dejan perplejo y me recuerdan mucho a un alumno que tuve y al que convertí en profesor que, aunando docencia con actividad empresarial, se enamoró del merchandising, tanto que llegó a escribir todo un tratado en el que, cuanto acontecía en la empresa era merchandising.
Algo así como, la conferencia que dictó Carles Fages de Climent, haciendo una excelente ucronía, en la que afirmó que, si Pere el Catolic no hubiera perdido la batalla de Muret en 1213, la noble villa de Vila-sacra hubiera sido “la capital del mundo”
Lo de convertir la parte por el todo es algo a lo que estamos acostumbrados. Hoy todo es Marketing, desde un anuncio a un descuento pasando por la contratación de un famoso, restándole al concepto su autentica validez como filosofía de gestión.
Total, que ahora – antes se ve que no – la gente invierte para conseguir resultados.
Ni Perogrullo podría explicarlo mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies