Llama poderosamente la atención esa pasión loca por Internet, tal parece que si uno no tiene su página web, no invierte en banners publicitarios o se trabaja un grupo de palabras clave, está en fuera de juego.
Paradoja: Los buscadores se anuncian en TV.
¿Quiere un hotel? TRIVAGO
¿Quieres un seguro? RASTREATOR
Etc. etc. etc.
Estás en tu casa y pones el telenoticias, ahí te colocan un anuncio que, involuntariamente, contacta contigo y te deja un residuo en la memoria.
Lees la prensa del día y entre noticia y noticia te colocan un anuncio que, involuntariamente, contacta contigo y te deja poso.
Estás conduciendo y llevas la radio, escucha música, noticias, tertulia,… y entre una cosa y otra, te colocan un anuncio que, involuntariamente, hace mella en tu memoria y algo de él se queda en ella.
Paseas, esperas el bus, estás a lo tuyo pero un cartel publicitario, una valla, un vehículo comercial rotulado, pasa por tu lado y un flash entra en tu memoria para quedar almacenado.
En Internet, para que te encuentren, tienen que ir a tu página (lo que implica conocimiento previo) o si buscan en genérico, tienes que estar muy bien situado, porqué la gente no tenemos paciencia y no pasamos de las primeras posiciones.
Por eso, las ofertas de buscadores, portales clave para la búsqueda en Internet, se anuncian en medios, llamémosles, tradicionales.
Conclusión: Todos los medios valen y en función del tipo de producto a ofertar, el estilo de distribución y la necesidad didáctica que requiera el producto, la mejor solución (casi) siempre será una equilibrada combinación de medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies