pero…
Los hay que valdría la pena recuperar, especialmente en el mundo de los políticos que, a cada día que pasa, hacen más esfuerzos por desmerecer a ojos de la ciudadanía.
Los de un color y los de otro.
Ya escribí hace un tiempo que había mucho político IDIOTA (en principio, el idiota era simplemente aquel que se preocupaba solo de sí mismo, de sus intereses privados y particulares, sin prestar atención a los asuntos públicos o políticos.
Pronto esta palabra se convirtió en un insulto, ya que en la Antigüedad grecorromana la vida pública era de gran importancia para los hombres libres).
Pero como se viene demostrando que, además de haberlos idiotas, también los hay que hacen mal su trabajo, propongo recuperar el epíteto de CRETINO.
Si te llamo CRETINO, te estoy calificando de:
Necio, tonto, estúpido, mentecato, imbécil, bobo, idiota, burro, majadero, inepto, zoquete, ignorante, palurdo y zopenco.
Un buen ramillete de calificativos metidos en un solo nombre que, seguramente, alcanza para cubrir la masa de personajes dedicados a la política haciendo mal su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies